10 de febrero de 2014

Tiempo de juego


Terminamos con razas y ocupaciones y se acerca el tiempo de juego. Ya están programadas las próximas nueve entradas que completarán la lista de Ocupaciones. Me he dejado alguna raza peculiar de Reinos Olvidados sin adaptar por el momento pero no creo que sean necesarias todas al principio. En Razas de Faerûn, por ejemplo, tenemos a nuestra disposición los enanos árticos, orcos (gris, de la montaña y orog), planodeudos (aasimar, fey'ri, genasí, tanarukk y tifilin) y las razas menores (aarakocra, centauro, hombre lagarto, kir-lanán, lenauro, licántropo, umbra, trasgoide y yuan-ti).

Quizá alguno me dirá que puede ser interesante jugar con ellas pero me llevaría una buena cantidad de tiempo adaptarlas; tiempo que no me sobra, por cierto. Son razas que, con el sistema D&D3.5 tienen ajuste de nivel, es decir, que son más poderosas que las demás en algún aspecto y no creo que sean necesarias para empezar a jugar. Pienso que así podremos hacernos más fácilmente con el sistema. Dejo abierta, eso sí, la posibilidad de adaptar alguna en el futuro o publicarla si algún animado lector se anima a echarme una mano.

Como habréis podido comprobar, a lo largo de estos tres o cuatro meses, he ido recopilando diversas razas creadas en otros blogs, particularizándolas para Reinos Olvidados con la ayuda de suplementos de 3ª edición y adaptando completamente otras. Para las Ocupaciones he hecho lo mismo partiendo de las básicas del MdJ (también de 3ª). Algunas no era necesario adaptarlas para jugar en los Faerûn puesto que ya aparecen en el manual de El Reino de la Sombra pero he preferido que estuvieran todas juntas en el blog.

Mi pauta general será que ERdS tenga prioridad sobre cualquier cosa que queramos adaptar procedente de D&D3.5. El sistema está bien compensado y no quiero pervertirlo con conjuros extremadamente poderosos o dotes munchkin. Así que al principio nos ceñiremos lo máximo posible al manual básico de ERdS. No obstante, tampoco quiero restringir ideas que nos gusten simplemente porque aún no estén diseñadas. Los jugadores tendrán a su disposición, por supuesto, las Ocupaciones que aparecen que no existían en D&D, por ejemplo: Asesino, Caballero, Cazador y Chamán. Y las que estén por venir en el manual avanzado.

También me gustaría hacer un par de aclaraciones en cuanto a las directrices que he seguido a la hora de adaptar desde D&D3.5...

Explorador sin magia
No termino de entender la necesidad de que el Explorador lance conjuros a partir de cierto nivel. Si algún jugador quiere un personaje próximo a la naturaleza con magia tiene a su disposición el druida. Por ese motivo, veréis que mi adaptación del Explorador no incluye magia alguna.

No obstante, si por un casual llegara hasta aquí un purista de D&D que quiere jugar con todo tal cual estaba "originalmente", no tendría más que gastar puntos de personaje en una o varias Aptitudes Sortílegas acordes con dicha ocupación durante la creación del PJ o durante su avance gracias a la experiencia.

Mago/Hechicero
Nunca me gustó la inclusión de la clase Hechicero en D&D 3ª edición. Para mí, las palabras mago y hechicero sirven para denominar el mismo concepto: un tipo que ha aprendido a dominar las energías arcanas por medio de un duro sacrificio de estudio hasta llegar a comprender los tejidos mágicos del mundo.

No me parece justo que haya personajes con acceso a la magia de forma innata, prácticamente gratis, mientras que otros deban emplear años de estudio para conseguir efectos similares. Ya sé que las listas de conjuros no eran las mismas y que, lógicamente, los mayores poderes sólo estaban al alcance de los magos y no de los hechiceros. Pero en definitiva, era dotar de magia a unos y otros. 

Por ese motivo, no veréis la clase Hechicero convertida a plantilla para ERdS, es más, opino que no es en absoluto necesaria puesto que el sistema permite que cualquier personaje pueda tener Aptitudes Sortílegas comprándolas con puntos de personaje. Como DJ, la opción hechicero-D&D3 va a ser innegociable para mis jugadores.