19 de noviembre de 2013

Bienvenido a los Reinos Olvidados

Reinos Olvidados (Forgotten Realms) es un escenario de campaña para D&D que Ed Greenwood creó alrededor de 1967 para ambientar sus partidas y más tarde fue publicando en una serie de artículos en una revista. Los primeros productos oficiales para Reinos Olvidados vieron la luz en 1987 y hasta la fecha no se han dejado de publicar pues se trata de uno, sino el que más, de los escenarios emblemáticos de D&D. A raíz de su éxito también se publicaron novelas de espada y brujería, videojuegos RPG y cómics. Seguro que os suena de algo Baldur's Gate, Icewind Dale y Neverwinter Nights.

Los Reinos Olvidados son un mundo de tierras extrañas, lleno de criaturas peligrosas y deidades muy poderosas en el que la magia y los fenómenos sobrenaturales están a la orden del día. Aunque lógicamente depende en gran medida del DJ, Los Reinos siempre se han descrito como un escenario donde la magia está muy presente, es muy poderosa y está al alcance de casi todo el mundo.

Este escenario de campaña ha sido criticado normalmente por sus detractores alegando que no tiene nada de original, pues mezcla muchas razas típicas en los mundos de fantasía y regiones con claras referencias a la Tierra. La premisa inicial es que, hace mucho tiempo, la Tierra y el mundo de los Reinos Olvidados estaban conectados. Con el paso del tiempo, los habitantes de la Tierra se olvidaron de la existencia de ese otro mundo y de ahí el término Reinos Olvidados.

Lo cierto es que tu campaña tiene cabida en Los Reinos, ya sea de escoltas de caravanas en el desierto, saqueadores de tumbas en busca de poderosos objetos mágicos, sanguinarios piratas, antiguos imperios, poderosos elfos conjuradores de Alta Magia o casi cualquier otra cosa que se te pueda ocurrir. Y por eso me gustan a mí Los Reinos. Elige una aventura, old school, actual, de creación propia u oficial y sólo resta encontrar esa región de Los Reinos en la que encaja.