24 de noviembre de 2013

Creación de PJs

La creación de personajes para El Reino de la Sombra es bien sencilla y no es el objetivo de este blog repetirla. Cualquiera que esté interesado puede descargarse la Guía del Jugador en formato PDF donde encontrará todo lo necesario para crear un PJ desde cero.

He intentado mantener la pauta de hacer las plantillas de Raza con 10 Puntos de Personaje y las de Ocupación con 25 puntos. De este modo, un personaje inicial típico (de 50 puntos) aún dispone de 15 para distribuir libremente. Por este motivo observaréis, por ejemplo, que el Drow presentado en esta adaptación es mucho menos poderoso que el que nos ofrecía el Escenario de Campaña de Reinos Olvidados.

No obstante, es posible que en función de las necesidades de adaptación de ciertos poderes de raza, alguna termine costando más de 10 puntos. En tal caso, mantener el equilibrio en el grupo de juego es infinitamente más sencillo que la opción del ajuste de nivel de D&D3. Si el DJ prefiere comenzar su campaña con personajes avanzados, o algún jugador desea realmente importar una plantilla de raza poderosa al pie de la letra, simplemente suma los puntos de personaje invertidos en total y haz que el resto de jugadores disponga de la misma cifra para la creación de sus personajes.

A continuación se indican las decisiones que pienso adoptar en mi campaña particularizada a Reinos Olvidados.

Idiomas
Para cuantificar de alguna manera la enorme variedad racial presente en los Reinos Olvidados, todos los personajes comienzan el juego conociendo dos idiomas de forma automática sin necesidad de gastar para ello ningún Punto de Personaje. Es decir, un personaje que no posea la habilidad Idiomas puede hablar, leer y escribir su idioma nativo y el idioma común. En el caso de un elfo, los idiomas élfico y común no tendrían coste alguno. Un humano de las Tierras Centrales Occidentales podría hablar, por ejemplo, común y khondazhano.

Se considera que los personajes saben leer y escribir en su idioma nativo y en cualquier otra lengua que conozcan. A discreción del DJ, los personajes pueden tener que invertir un rango adicional para poder leer y escribir un idioma con un alfabeto o forma de escritura diferente a la del idioma nativo del personaje. Ser completamente analfabeto podría ser una Complicación.

En cada plantilla aparecerá una entrada Idiomas garantizados y otra Idiomas adicionales.

Dotes
En principio, el sistema de ERdS está ideado para ser fácilmente adaptable a o desde D&D3 así que lo más cómodo sería decir que cualquier dote que aparezca en algún suplemento oficial puede ser elegida para los PJs. Sin embargo, ERdS añade el concepto de los Puntos de Acción y para activar algunas dotes, aquellas con efectos más desequilibrantes, es necesario gastar un PA. Sugiero echar un vistazo al libro de reglas para ver algún ejemplo de esto y actuar en consecuencia cuando un jugador quiera elegir alguna dote de D&D.

Dotes regionales/raciales
Las dotes regionales presentadas en los suplementos Faerûn, Guía del Jugador y Razas de Faerûn están a disposición de los personajes en el momento de su creación con las mismas restricciones. Es decir, solamente podrá elegirse una dote regional/racial en el momento de la creación del personaje (al mismo coste que todas las dotes: 1 punto de personaje).

Debido a su más que posible carácter desequilibrante, para poder elegir dotes regionales/raciales con posterioridad a la creación del personaje, el jugador deberá justificarlo y ponerse de acuerdo con el Director de Juego, el cual tiene la última palabra al respecto.

Equipo adicional
A discreción del DJ, en función de las necesidades de su campaña, los personajes podrán disponer de este equipo extra sin coste alguno tras elegir su región natal. Tal y como se indica en FGJ, sólo se puede elegir una de las dos opciones presentadas.