23 de marzo de 2014

Asesino

Asesino
Los asesinos son maestros en asestar golpes rápidos y letales, capaces en el arte del disfraz y la infiltración, espías, informadores. Suelen trabajar a sueldo o por razones de venganza. Su entrenamiento en anatomía, venenos, sigilo y demás artes siniestras les permite llevar a cabo misiones mortíferas con una precisión espeluznante.

Pueden organizarse en gremios y sociedades secretas, ocultos en las ciudades o asentados en las zonas no civilizadas. Otras veces sirven a personajes malignos mucho más poderosos. También pueden trabajar solos pero únicamente los mejores son capaces de operar sin ningún tipo de apoyo o respaldo.

Raza recomendada: humano, elfo.

Plantilla (32 puntos)
Características (5): Destreza +3, Sabiduría +1, Carisma +1.
Habilidades (12): Acrobacias +4, Atención +5, Atletismo +4, Averiguar intenciones +3, Buscar +3, Disfrazarse +4, Engañar +6, Inutilizar mecanismo +5, Juegos de manos +4, Recabar información +2,  Sigilo +8.
Dotes (9):
  • Competencia con armas (elegir) (G).
  • Competencia con armaduras ligeras (G).
  • Distraer (Intimidar) (V).
  • Esconderse a plena vista (R).
  • Esquiva asombrosa 2 (R).
  • Ataque furtivo (A).
  • Ataque mortal* (A).
  • Segunda oportunidad (Venenos) (G).
Bonificaciones (6): Ataque 2, Fortaleza 0, Reflejos 3, Voluntad 1.

ATAQUE MORTAL
Ataque, Punto de Acción
Sólo contra criaturas humanoides o con una anatomía reconocible por el atacante. Si estudias a la víctima durante tres asaltos, y después realizas un ataque furtivo con un arma cuerpo a cuerpo causando daño, el ataque causa automáticamente daño masivo como si hubiese superado el umbral de herida grave de la víctima (aunque sólo se resta el daño real de los Puntos de Resistencia). Si la víctima no supera una prueba de Fortaleza (CD 10 + daño del ataque), consulta la tabla LDV8 del manual (página 110) y procede en la forma habitual. Si tiene éxito, el ataque se trata como un ataque furtivo normal.

Mientras estudias a la víctima, puedes realizar otras acciones que no te hagan perder la atención en ella, que te delaten, o que te hagan reconocible como enemigo. Una vez que has estudiado a tu víctima los tres asaltos, el ataque mortal debe ejecutarse en los tres asaltos siguientes. Si la víctima tiene éxito en su prueba de Fortaleza o no ejecutas el ataque, deberás estudiar de nuevo durante tres asaltos a la víctima antes de intentarlo de nuevo.