13 de diciembre de 2017

El desafío de los 30 días: Día 13

¿Videojuegos que te resultaron inspiradores?

Comparado con gente de mi generación (1981), la verdad es que he jugado a pocos videojuegos. Por si hubiera algún jovenzuelo leyendo esto, sabe que en el primer ordenador que hubo en mi casa, la RAM se contaba en kilobytes, el disco duro y el ratón no existían, el monitor tenía un solo color (verde) y, para poder jugar a Mot, había que dejar un casete cargando durante al menos quince minutos. Nosotros hemos disparado píxeles como si fueran balas en Atari.

En fin, de las máquinas recreativas recuerdo sobre todo Knights of the Round y King of Dragons, a 25 pts la partida - sigo con las historias de abuelo cebolleta -. Luego jugamos bastante, ya en PC, a Ultima Underworld y Ultima VII (ambos de Electronic Arts). Y las últimas referencias roleras que recuerdo ya son Baldur’s Gate, al que jugué un poco, y Neverwinter Nights, este ya de oídas. Ya digo que nunca he sido un jugón, siempre encontraba alguna otra actividad en la que invertir mi ocio.

En cualquier caso, no creo que las partidas a estos juegos mencionados me inspiraran como jugador (de rol) o como máster. Recuerdo más vívidamente algunos pasajes de novelas de narrativa fantástica que escenas de un videojuego. Las Crónicas de la Dragonlance y la trilogía de Avatar o del Valle del Viento Helado resultaron ser para mí mucho más evocadoras. Aunque sé reconocer que ambos mundos, rol y videojuegos, se complementan y necesitan el uno del otro. De hecho, cuando uno se excede en sus “funciones”, pierde un poco su esencia (te miro a ti, 4ª edición).