17 de diciembre de 2017

El desafío de los 30 días: Día 17

Una sección imprescindible (al margen de las propias reglas) que todo manual básico debería incluir.

Una aventura. Igual no lo quieres llamar sección pero creo que una aventura es la forma más sencilla de que tanto el máster como los jugadores le tomen el pulso al juego. Estamos hablando de un manual básico así que doy por sentado que el autor habrá escrito todas las reglas que considera necesarias para el sistema de juego. También habrá detallado la ambientación o mundo de juego tanto como haya considerado necesario.

Pues bien, una aventura sencilla - no hace falta que sea la más épica jamás escrita -, en la que se vayan introduciendo poco a poco los conceptos del juego, hará que aquellos que se acerquen por vez primera al juego (o a los juegos de rol en general) se lleven una buena o mala impresión del mismo. El autor debería mostrar en ella, de la forma más fidedigna posible, lo que él quería conseguir con su juego. Luego ya cada uno es libre de hacer con él lo que desee, tocando aquí o allá pero el punto de partida debería quedar claro para cualquiera que lo lea y juegue.

P.D: esta entrada es trampa, se ha publicado desde el futuro el día 20/12/2017. Me pilló el toro.