14 de noviembre de 2014

El desafío de los 30 días: Día 14

Día 14
  • Lista tus tres mejores juegos de rol de todos los tiempos
Así me gusta, una pregunta con empaque para el viernes que podemos meditarla bien. Veamos, sin lugar a duda, Advanced Dungeons & Dragons 2nd Edition ocupa la posición número uno. No hay discusión posible en mi caso. ¿Me he parado a analizar el sistema de juego para ver si está compensado en todos los aspectos? No. El reparto de puntos de experiencia premiaba el munchkineo puro y duro, las pericias y los kits de personaje tenían mucho margen de mejora y, oh vamos, ni siquiera me gustaba el sistema de magia vanciano.

Pero, con AD&D nosotros descubrimos Dragonlance, Forgotten Realms y, en menor medida, Dark Sun. En aquella época nos hinchamos a jugar a rol, imaginábamos épicos combates con dragones contra los que realmente no llegamos a luchar. Estrictamente hablando, los dos primeros juegos a los que jugué fueron Rune Quest y MERP pero el que caló hondo fue la segunda edición de AD&D.

Entonces, ¿por qué ya no juego a AD&D y elijo un sistema d20 para mi campaña? Pues porque pienso que, de la misma forma que aquellas series de los 80 que tanto nos gustaron en su día hoy no soportarían ni cinco minutos de visionado, AD&D tuvo su (nuestra) época y ahora existen otros sistemas que nos pueden ir mejor.

En segundo lugar, elijo FATE. Es diametralmente opuesto y no tiene nada que ver con el anterior pero permite una flexibilidad que no he visto en ningún otro juego. Todavía ignoro cuál sería la acogida de este sistema en un grupo de novatos pero a nosotros nos sirvió para quitarnos el corsé de lo que no se podía hacer, imaginar geniales acciones de combate y afrontar desde un punto de vista más dinámico los enfrentamientos con habilidades sociales. El día que lo use desde el otro lado de la pantalla me plantearé incluso si subirlo al primer puesto de la lista, aunque será complicado luchar contra la nostalgia.

El tercer lugar admito que me ha costado decidirlo. He dirigido a más juegos: Rune Quest, Rolemaster, Aquelarre, Risus; pero ninguno ha colmado mis expectativas. O quizás con estos últimos nunca se ha dado la combinación campaña-reglas-máster adecuada. No os lo toméis a mal, estimados y afamados juegos, lo hemos pasado muy bien con los críticos de RM y los desmembramientos de RQ pero si a día de hoy he de elegir un favorito tirando de recuerdos, me quedo con Pendragón. Lo escribo con tilde como así espero que haga la editorial a la hora de publicar en español la ansiada quinta edición.

Presencialmente he jugado un par de veces la famosa partida inicial de la caza del oso y unas dos o tres sesiones de la Gran Campaña de Pendragón. Tiempo más que suficiente para que, en la fase de invierno, un dragón tuviese a bien estercolar mi señorío echando a perder todas las ganancias del año. Con mucha curiosidad por jugar por foro, también me apunté a dicha campaña (ahora en pausa) dirigida por el ilustre Carlos de la Cruz.

Además, fue el sistema elegido para una campaña inacabada en Glorantha (los Varmandi) - antes de atrevernos a probar el nuevo sistema (¿narrativo?) de Hero Quest -. Por todos los momentos vividos con Pendragón, por su sistema de pasiones, sus críticos y por qué no decirlo, por su letalidad inherente, el tercero en discordia es Pendragón.

Hasta el próximo día. No olvidéis rolear.