18 de noviembre de 2014

El desafío de los 30 días: Día 18

Día 18
  • ¿Les pides deberes a tus jugadores entre partidas? ¿Cuáles?

La verdad es que no, soy bastante máster mamá en ese aspecto (y quizá en otros). Un día sugerí que el que quisiera podía colaborar con la narración del diario de campaña en este blog, pensando en aliviarme un poco de esta tarea autoimpuesta, pero la idea no tuvo mucha acogida. Tampoco les culpo; cuando uno va a jugar, normalmente busca unas cuantas horas de diversión sin tener que preocuparse mucho más allá de eso.

Una tarea muy lógica sería la lectura de algún apartado de ambientación. Jugando una vez al mes es complicado trasladar todo lo que hay en mi cabeza a las de los jugadores y conseguir así que la inmersión sea total. Alguno de ellos de hecho ya lo hizo durante el proceso de creación de personajes, cosa que me sorprendió gratamente y que dotó a sus alter egos en la ficción de matices muy interesantes.

Se podría recompensar una labor de documentación de esta índole antes de la partida pero creo que no sería justo, pues estaría premiando al jugador con más tiempo libre. En realidad no debería hacer falta, se supone que es mi trabajo hacerles visualizar ese mundo imaginario.

Ah bueno, sí que les encargo una cosa desde la segunda sesión: que se pongan de acuerdo en el día para jugar. Suficiente trabajo es la labor de máster como para además tener que andar detrás de otros cinco adultos para compaginar sus agendas, quita, quita.

Hasta el próximo día. No olvidéis rolear.