20 de noviembre de 2014

El desafío de los 30 días: Día 20

Día 20
  • 20 - ¿Recuerdas aquel momento en que se lio pardísima en una partida? ¿Qué pasó?

Hoy voy a aprovechar el primer párrafo para hacer una crítica a la redacción de las preguntas. ¿Qué puñetas he de entender por "se lio pardísima"? ¿Que hubo enfados entre los jugadores? ¿Qué tuvo lugar una batalla de proporciones épicas? ¿Que los personajes atacaron o asesinaron a PNJs importantes para la trama? Vamos a intentar para próximas ediciones circunscribirnos a expresiones que aparezcan en el diccionario de la RAE, por favor. Lo siento, soy así de intransigente con la corrección lingüística.

Nunca hemos tenido problemas serios en las partidas de rol. Mi grupo de juego es bastante endémico, parte de un grupo de compañeros del colegio y prácticamente no ha variado desde que comenzamos allá en los 90. Siempre se ha dado la circunstancia de tratar bien a los PJs de los demás y, por mucho conflicto de personalidades que pudiera darse en la ficción, nunca ha superado la barrera del juego. Nos hemos reído a más no poder con una pifia en la que uno de los personajes le seccionó la pierna a otro (Rune Quest) y de cuando en cuando aún recuperamos la anécdota de mi famosa tirada abierta en la que un orco le asestó un flechazo en un ojo a un pobre aventurero que se había subido a lo alto de una torre para protegerse (Rolemaster).

Sí que ha habido alguna pequeña tensión cuando un jugador, escudándose en lo que supuestamente debería ser la reacción de su personaje, ha puesto en dificultades a otro y con ello el normal desarrollo de la partida. Pero ya digo que solamente dentro del mundo ficticio y eso teniendo en cuenta que los españoles, por norma general, nos tomamos bastante a pecho cualquier cosa que suceda en el juego. Creo que en alguna ocasión sí que hemos podido no caer del todo bien por nuestro particular estilo de juego, desenfadado y en ocasiones disfuncional, pero en esas circunstancias directamente nos han dejado de invitar a las partidas. Nada grave.

Hasta el próximo día. No olvidéis rolear.